Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad religiosa en la web - Libertad religiosa en Europa Occidental

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

«Los obispos en Europa están especialmente atentos a estas manifestaciones de discriminación y de intolerancia religiosa que confirman realmente que algunos valores y derechos fundamentales propios de nuestra Europa están lejos de ser una realidad adquirida en algunos países del continente». Lo dijo monseñor András Veres, obispo de Szombathely (Hungría), comentando el Informe 2011 del Observatorio sobre la intolerancia y la discriminación religiosa en Europa (Oidce). Un dossier dedicado a los casos de intolerancia y discriminación de los cristianos en Europa. «Creer en Dios —ha subrayado el prelado, que es también encargado del Consejo de las Conferencias episcopales europeas (Ccee) para seguir las actividades del Oidce— no se debe percibir como una culpa o un signo de debilidad. Vivir y testimoniar el propio credo religioso en el respeto de la libertad y sensibilidad ajena no podrá menos de beneficiar a todos, creyentes y no creyentes, cristianos o no cristianos».

Banderas en el Campo de las Naciones (Lisboa, Portugal)Según el informe, en Europa se registran cada vez más casos de intolerancia y discriminación con respecto a los cristianos. Al mismo tiempo, el creciente interés de los medios de comunicación ha dado voz al sufrimiento anónimo de casos de personas que adquieren una relevancia cada vez más internacional. Las estadísticas muestran la amplitud del problema: el 74 por ciento de los encuestados en un sondeo efectuado en el Reino Unido afirman que hay más discriminación negativa contra los cristianos que contra las personas de otras creencias. El 84 por ciento del creciente vandalismo en Francia tiene como objetivo los lugares de culto cristianos. En Escocia, el 95 por ciento de la violencia de fondo religioso se dirige contra los cristianos. «El informe —subraya monseñor Veres— quiere ser una invitación a todos los cristianos que hayan experimentado una forma de discriminación o de intolerancia por su pertenencia confesional a salir del anonimato y tener valentía: creer en Dios no se debe percibir como una culpa o un signo de debilidad. Los obispos de Europa se sienten solidarios con aquellos a quienes no se respetan sus derechos y recuerdan que la libertad religiosa es un bien precioso que hay que proteger para seguir siendo una columna de la paz en nuestro continente».

El Observatorio divide los actos de intolerancia y discriminación contra los cristianos en varias clases: libertad de religión, libertad de expresión, libertad de conciencia, políticas discriminatorias, exclusión de los cristianos de la vida pública y social, represión de los símbolos religiosos, insultos, difamación y estereotipos negativos, actos de odio, vandalismos, profanaciones y, por último, crímenes de odio contra algunas personas.

En el informe se incluyen casos clamorosos como la denuncia por «crímenes contra la humanidad» de mayo de 2011 contra el Pontífice por causa de la doctrina de la Iglesia católica en materia de moral sexual, o la campaña en la Universidad de Granada para eliminar del ateneo la facultad de teología, vista como violación de los principios constitucionales españoles de laicidad y neutralidad. Son muchos los casos referidos de Alemania en los que se ve una fuerte limitación de la libertad de asociaciones confesionales para llevar a cabo actividades anti-abortivas. En Inglaterra, en Jersey, los carteros se negaron a distribuir en todas las casas CDs que contenían grabaciones del Evangelio de san Marcos. Episodios de intimidación se registraron también hacia profesionales que ponían objeción de conciencia sobre temas como aborto y eutanasia. Como el caso de una farmacia de Berlín asaltada por vándalos porque el farmacéutico no vendía la «píldora del día siguiente», por sus convicciones católicas. Existen —se lee en el dossier— casos de exclusión de los cristianos de la vida social y pública (como el intento en España de suprimir capellanías y otros lugares de culto de los ateneos).

Por último, son muy numerosas las referencias a episodios de «vandalismo y profanación de iglesias, lugares de culto y objetos sagrados» en Austria, Alemania, España y, sobre todo, Francia. El informe recuerda también lo que sucedió durante la Jornada mundial de la juventud en Madrid: varios participantes fueron golpeados por un grupo de manifestantes.

Artículo publicado en L´Osservatore Romano, Vaticano, 21 de marzo de 2012

Busque en este sitio

Hazte fan