Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad religiosa y cristianofobia

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Trescientos es también el título de una famosa producción del cine que hace alusión a la heroica resistencia de los espartanos de Leónidas contra el invasor persa, que quería someter a toda Grecia. En aquel caso se trató de un puñado de soldados que enfrentó y detuvo en un paso estratégico al millón de combatientes del invasor persa. Murieron todos pero su objetivo era noble, pues actuaron en defensa de la patria amenazada.

En España la desproporción resultó aún mayor, si se consideran por un lado los dos millones de jóvenes y personas de todo el mundo que acudieron a la cita con el Papa a la Jornada Mundial de agosto del 2011 en Madrid. Convivieron en jornadas pacíficas para manifestar su fe, mas no amenazaban ni provocaban a nadie con sus rezos y sana alegría. Estaban allí para expresar su derecho a la libertad religiosa y a mostrar sus convicciones, sin molestar a los no creyentes. Algo más de trescientos fue el número de ateos que protestaron en días pasados gritando sus consignas e insultos contra la Iglesia católica y la religión, en un popular barrio de Madrid. Su objetivo, atacar a la Iglesia católica y mostrar su falta de respeto.

Congreso de los Diputados de MadridForumlibertas.com reporta que “la ‘procesión’ atea prohibida para Semana Santa, tuvo lugar el viernes 20 de abril, por la noche. La manifestación contó con una enorme publicidad colateral gracias a la polémica en torno a su prohibición en Semana Santa por parte de la Delegación del Gobierno al considerar que podría poner en peligro el normal desarrollo de los actos católicos... A pesar del altavoz que ha significado los medios, y que la concentración estaba convocada por varias organizaciones, los promotores no pudieron reunir a más de 350 manifestantes”.

Unos cuantos cientos de personas, apoyadas por una enorme publicidad, no tenían la intención de manifestarse serenamente puesto que lo que buscaban era ofender e insultar. La misma fuente de noticias añade que “En un vídeo se muestra que los manifestantes insultaron y vejaron a la Iglesia Católica a pesar de que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, había advertido a los convocantes de que si durante la manifestación se realizaban actos que supusieran “una ofensa a la religión católica”, dejaría de tener una finalidad lícita y se procedería “a su disolución”.

La realidad fue que la concentración solamente sirvió para atacar a la Iglesia católica, los católicos y sus representantes. En el vídeo se pueden escuchar: “Hay que quemar la Conferencia Episcopal”, “cura muerto, cura bueno”, “la iglesia que ilumina es la que arde”, “que se metan por el culo la Conferencia Episcopal”. Hubo además insultos a los sacerdotes y a los militares e injurias al Arzobispo de Madrid.

Quienes no respetan a los demás, no pueden alegar de libertad de expresión o de tolerancia, resultando ellos mismos los perfectos intolerantes contra lo que no admiten. La libertad de expresión se acaba donde comienza el insulto, la descalificación personal, las ofensas y los ataques manifiestos contra personas e instituciones. Ellos mismos se descalifican con su proceder y además muestran que no saben dialogar ni saben convivir en paz dentro de una sociedad plural y libre, donde el respeto por el otro constituye una regla elemental.

Otra cosa que llama la atención es que un puñado de manifestantes esté respaldado por una publicidad descomunal, y esto viene sucediendo cada vez que se ataca al Papa y a la Iglesia católica. Hoy en día es muy fácil insultar y agredir a la religión católica en las plazas y calles de Europa, y no te pasa nada. ¿Por qué no se van a manifestarse y gritar sus groserías a El Cairo, a Jerusalén, a Pekín?, ¿por qué no hablan contra otras religiones? Son los mismos fundamentos de la libertad en occidente los que ellos pisotean con sus acciones reprobables.

Fuente: Análisis&Actualidad, boletín del 5 de mayo de 2012

Busque en este sitio

Hazte fan