Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad religiosa y derecho a la educación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se acercan las elecciones, y como era de esperar, los principales candidatos están haciendo sus propuestas en todos los ámbitos, también en lo que se refiere a la educación. Entre ellas destaca la que hace Pedro Sánchez, líder del PSOE, que quiere eliminar la enseñanza de la religión en todos los centros educativos, públicos y privados. La idea de sacar la religión de las aulas públicas y concertadas es reiterativa en este partido. La novedad es su promesa de prohibir que cualquier colegio, incluidos los privados en los que el Estado no aporta ni un euro, pueda enseñar religión a sus alumnos.

Coincide esta propuesta electoral con la votación en el Europarlamento sobre la enseñanza de la ideología de género: el 15 de septiembre de este año en esta Asamblea se aprobó el Informe Rodrigues (promovido por la diputada portuguesa Liliana Rodrigues), que entre otras cosas afirma: “la perspectiva de género debe convertirse rápidamente en un criterio de la evaluación interna y externa de las instituciones educativas”. Entre otras medidas prácticas este documento pide que se cambien los libros de texto para que asuman la perspectiva de género en todas las asignaturas, pretende la obligación para los profesores de reflexionar sobre sus creencias o valores antes de impartir clases o la enseñanza a los alumnos del cuestionamiento de su identidad sexual para la construcción de su propia identidad de género, ya desde la etapa preescolar.

Bandera de Portugal en Lisboa
Bandera de Portugal
en Lisboa

El Informe Rodrigues fue aprobado por 408 votos a favor frente a 236 en contra y 40 abstenciones. Entre los votantes a favor estaban los socialistas: lo cual no es de extrañar, porque la diputada que le da nombre procede de sus filas.

Sorprende el distinto tratamiento que se pretende dar a los creyentes y a los homosexuales: por lo visto, si usted es un padre cristiano, despídase de enseñar a sus hijos la doctrina católica (u otra enseñanza religiosa) porque tendrá cerradas las puertas de todos los colegios, aunque lo esté pagando usted de su bolsillo o incluso si usted fuera el propietario del centro educativo. Pero si lo que se profesa es la ideología de género, despreocúpese porque el Estado asume como propia la tarea de enseñar su doctrina a todos los niños, lo quieran los padres o no, y ello con el dinero de todos.

El Informe Rodrigues no es normativo: no es más que una propuesta que se hace a los Estados de la Unión Europea. Pero si este proyecto avanzara, los Estados habrían perdido su neutralidad porque habrían asumido como oficial la ideología de género en unos niveles agobiantes. Si a Pedro Sánchez realmente le preocupara el uso ideologizado de la enseñanza, debería revolverse contra sus compañeros de partido que votaron a favor del Informe Rodrigues.

Busque en este sitio

Hazte fan