Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Informes de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2010, que presenta cada dos años la organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) fue presentada el 23 de noviembre en Madrid. Este informe revela que el número de cristianos perseguidos en el globo es de doscientos millones, y ciento cincuenta millones el de discriminados por su religión.

El Informe ofrece los datos recopilados por un grupo de investigadores, estudiosos y periodistas a través de la consulta de fuentes, informes y reportajes, en su mayoría internacionales, pertenecientes a diferentes agrupaciones religiosas, además de testimonios directos obtenidos sobre el terreno. El objetivo es presentar una visión amplia de la libertad religiosa en el mundo. Intenta buscar la mayor objetividad posible, permitiendo que las diferentes religiones, credos y agrupaciones religiosas tomen la palabra, y prescindiendo de todo juicio de valor acerca de las diversas creencias.

 

Desde el anterior informe, la situación no ha mejorado, según esta organización que presta ayuda a cristianos de todo el mundo.

El informe de AIN indica que en Europa los católicos no son perseguidos aunque son objeto de mofa y burla.

La situación de Cuba, sin cambio en lo que se refiere a la legislación represiva y a las prácticas administrativas, ha mostrado señales de apertura al autorizarse, por ejemplo, la celebración de servicios religiosos anteriormente prohibidos y al anularse la prohibición de llevar a cabo actos de culto en las cárceles. A pesar de estas señales positivas, se mantiene una enorme incertidumbre en lo que respecta a la evolución de este régimen.

En México, dos sacerdotes y dos seminaristas católicos, así como algunos miembros de la comunidad mormona de ciudad Juárez, fueron asesinados por bandas de narcotraficantes contrarios a la labor educativa que desarrollan las comunidades religiosas entre los jóvenes.

En Nicaragua, el Gobierno sandinista ha multiplicado sus ataques contra la jerarquía católica, a la que acusan de hostilidad hacia el Gobierno, recurriendo incluso a campañas de difamación.

El 15 de agosto de 2009, el Gobierno de Venezuela promulgó una ley sobre educación en la el Estado asume el control doctrinal sobre la enseñanza al establecer fuertes sanciones en el caso de que se enseñen principios "contrarios a la soberanía nacional". También se ha llevado a cabo una intensa propaganda hostil contra los representantes de la Iglesia católica a través de los periódicos cercanos a las posturas del Gobierno. Por otro lado, se ha restringido enormemente la admisión de misioneros protestantes en el país.

Iglesia de N. S. de la Paz en Costa de MarfilEn África los países que cuentan con una mayoría musulmana presentan problemas provocados por la unidad entre religión y política. Como consecuencia, solo son ciudadanos con plenos derechos los que profesan el Islam, mientras que las minorías religiosas son, en el mejor de los casos, toleradas, cuando no considerados un peligro para la estabilidad social. Incluso los regímenes políticos con constituciones laicas, como Argelia, Túnez, Libia y Siria, se ven presionados por los grupos islamistas que en ocasiones impulsan legislaciones restrictivas, como ocurre en Argelia, donde la Administración cada vez niega un mayor número de visados a los sacerdotes y personal religioso que solicitan entrar en el país.

Arabia Saudí y Yemen siguen siendo los países del Golfo Pérsico en los que la legislación islámica impide cualquier manifestación o práctica religiosa no islámica. En Iraq la vida de las comunidades cristianas se está convirtiendo en auténticamente dramática, sometidas a ataques terroristas sistemáticos. En Irán el islam chií, en su versión más radical, sigue siendo la religión del Estado. Esto lleva a discriminación y violencia contra el resto de las religiones, e incluso contra el islam suní.

En Eritrea el Estado solo reconoce cuatro entidades religiosas: la Iglesia copto-ortodoxa de Eritrea, la Iglesia evangélica luterana de Eritrea, la Iglesia católica y el Islam. El Gobierno sigue persiguiendo, arrestando y deteniendo, sin presentar cargos y sin juicios, a los miembros de grupos religiosos que no están oficialmente reconocidos. Se calcula que actualmente hay unos 2.200 presos de conciencia por motivos religiosos.

En Nigeria continúan los conflictos surgidos del hecho de que doce de los treinta y seis estados de la federación nigeriana han empezado a aplicar la sharía no sólo en el ámbito de la ley de familia sino también en el de la ley penal. Esto supone la introducción de penas como la flagelación, las amputaciones y la muerte por lapidación. Para aplicar la sharía en la vida cotidiana, al menos cuatro han creado la hisba, cuerpo de policía religiosa acusado en ocasiones de abuso de poder.

En Somalia ya no queda en todo el territorio un lugar de culto cristiano abierto al público. El Parlamento aprobó una serie de leyes dirigidas a la aplicación de la sharía en todo el país. Practicar religiones distintas del islam provoca reacciones intolerantes en cualquier lugar, y se impiden las conversiones mediante la marginación social y el ostracismo. A lo largo del año 2008 fueron asesinados seis musulmanes que se habían convertido al cristianismo, y a otros veintiuno los mataron en 2009.

Sudán presenta dos situaciones y legislaciones completamente distintas en el norte y el sur del país. En las dieciséis provincias del norte se aplica estrictamente la ley islámica sobre todos los residentes, sin tener en cuenta a las minorías no musulmanas. En cambio, en el sur, la legislación garantiza la laicidad del Estado y permite la libertad religiosa a todos los grupos presentes en el territorio.

La república Pakistán se declara oficialmente como país laico. Los informes demuestran otra realidad. De hecho, la ley contra la blasfemia ha provocado víctimas entre los no musulmanes y la minoría ahmadí y otros grupos ante una total indiferencia por parte del Gobierno. Entre 1986 y 2010 al menos 993 personas han sido acusadas de haber profanado el Corán o difamado al profeta Mahoma. De ellas, 479 eran musulmanes, 120 cristianos, 340 ahmadíes, 14 hindúes y 10 miembros de otras religiones. Esta ley es, fundamentalmente, una excusa para llevar a cabo ataques, venganzas personales o asesinatos extrajudiciales; 33 de estos episodios fueron perpetrados por individuos o multitudes enfurecidas.

La India sigue siendo testigo de un fuerte recrudecimiento de la violencia de inspiración religiosa y étnica. Mientras el Gobierno de Nueva Delhi estudia nuevos medios legales y políticos para detener este fenómeno, manifestando un auténtico compromiso, las víctimas de la violencia se quejan de la ausencia de instituciones y de la inseguridad permanente a nivel local. El caso de Orissa es el más flagrante. En seis estados siguen existiendo las leyes "anticonversión", consecuencia de la política hindú ultranacionalista. Se han denunciado reconversiones forzadas al hinduismo, ataques físicos y asesinatos de miembros de comunidades no hindúes.

En China la libertad religiosa se sigue conculcando. Las restricciones se acentuaron durante los Juegos Olímpicos de 2008 y se mantuvieron durante 2009. A lo largo del año pasado se siguieron llevando a cabo arrestos y se han eliminado comunidades no oficiales y clandestinas. Todas las religiones presentes en la República Popular han denunciado numerosos episodios de represión administrativa y arrestos. El comportamiento arbitrario de las autoridades y el control absoluto sobre la vida social y cultural siguen siendo la norma que impide que el país cuente con un desarrollo equilibrado y humanamente sostenible. El año pasado se manifestó un indicio de apertura cuando los obispos fueron ordenados con autorización legal.

Corea del Norte es la que vive en condiciones más inhumanas. No existe el menor atisbo de libertad religiosa y la información sobre lo que ocurre en el país es muy escasa y difícil de conseguir. El Estado se declara oficialmente ateo y reprime cualquier forma de expresión religiosa, lo que conduce a arrestos y detenciones en campos de concentración.

Indica AIN que la tendencia creciente a la persecución y discriminación por la religión que se profesa se debe tanto a la radicalización del mundo islámico, como a lo que llama ‘cristianofobia’ y a la facilidad con que se ridiculica a la Iglesia Católica en algunos países desarrollados.

En la presentación del informe Javier Menéndez Ros, director de AIN en España, y el misionero salesiano en Pakistán Miguel Ángel Ruiz, citaron lo que dijo Benedicto XVI en la víspera de la beatificación de John Newman: “En nuestro tiempo, el precio que hay que pagar por la fidelidad al Evangelio ya no es ser ahorcado, descoyuntado y descuartizado, sino que frecuentemente implica ser excluido, ridiculizado y objeto de burla”.

La fe cristiana es la más extendida del mundo y también la más perseguida. Según explicó Javier Menéndez el número total es similar al del informe de hace dos años, aunque los investigadores y expertos que participaron en el de este año aseguran que la situación para los cristianos ha empeorado.

El informe analiza 194 países, con problemas en unos noventa, entre ellos varios de los más poblados del mundo: China, India, Indonesia, Rusia y Pakistán. El empeoramiento de la situación se debe especialmente a una mayor radicalización en el ámbito musulmán, con mayor fanatismo, intoleracia y vejaciones a practicantes de otras religiones.

Los países donde mayores violaciones a la libertad religiosa se producen son Arabia Saudita, Bangladesh, Egipto, India, China, Uzbekistán, Eritrea, Nigeria, Vietnam, Yemen y Corea del Norte.

Menéndez subrayó que “donde no existe la libertad religiosa no existe la libertad democrática”, y recalcó “la obligación de cualquier ser humano de respetar el derecho al culto, a evangelizar y a vivir de acuerdo con su fe”. En Egipto vige una ley de libertad religiosa, pero los cristianos sufren todo discriminaciones y ataques permitidos, según AIN, por el gobierno de Hosni Mubarak.

En Pakistán el terrorismo islámico no afecta sólo a los cristianos, sino a “todos los que no piensan como los fundamentalistas”, según el misionero Miguel Ángel Ruiz. “Si el terrorismo se centrase solo en los cristianos, lo pasaríamos mucho peor que ahora”, afirmó.

Por su experiencia en el trato con musulmanes, el misionero subrayó que “hay que poner límites muy claros siempre que se trabaja con el islam”.

También llamó la atención sobre la desobediencia civil pacífica. Cuando el Estado paquistaní trató de aprobar leyes injustas o discriminatorias, como la que pretendía incluir en el carné de identidad la religión, los cristianos salieron a la calle para bloquearla y lo consiguieron. “Somos pocos, pero sabemos hacer ruido”, afirmó.

El padre Ruiz indicó que si la persecución no es mayor se debe a que los medios de comunicación prestan mucha atención a los ataques a los cristianos.

En su opinión, tanto Estados Unidos como Europa han fallado mucho: “Si Europa y particularmente España no despiertan, mal vamos”, dijo. Y recomendó que los europeos den el siguiente mensaje a los inmigrantes de otras religiones y culturas: Ustedes son bienvenidos aquí, pero respeténnos”.

El misionero -que dirige un centro de formación profesional para jóvenes en Lahore- reconoció que ha descubierto “una fe profunda” entre los cristianos paquistaníes, ya que “al final del día uno se pregunta por qué esta gente no se hace musulmana para evitar una vida de presión y discriminación”.

Pilar Gutiérrez, presidenta de AIN en España, insistió en que los misioneros con que tiene contacto esta organización les piden -aparte de dinero y apoyo- oraciones por sus feligreses y por ellos mismos.

Busque en este sitio

Hazte fan