Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Informes del Departamento de Estado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998 de Estados Unidos ordena elaborar un informe anual de la situación de la libertad religiosa en el mundo. El informe que se presenta al Congreso documenta las actos de los gobiernos que pueden constituir un obstáculo a la libertad religiosa, entre éstos la represión de la expresión religiosa, la persecución de personas debido a sus creencias o la tolerancia de violencia contra las minorías religiosas. El informe también indica qué gobiernos respetan, protegen y promueven la libertad religiosa.

La ley exige también la designación de países que han "participado o tolerado violaciones particularmente graves de la libertad religiosa" como "países motivo de preocupación particular". El Informe anual sobre libertad religiosa internacional se estableció por el Departamento de Estado con el propósito de promover y proteger este derecho universal con el propósito de documentar los actos de los gobiernos que reprimen la libertad religiosa, persiguen a creyentes inocentes o toleran la violencia contra minorías religiosas, así como los que respetan, protegen y promueven la libertad religiosa. El informe muestra las regiones y países del mundo en los que hay persecución religiosa e impedir su desarrollo.

En el informe se agrupan los Estados en varias categorías. La primera y más dura categoría de abusos ocurre en regímenes totalitarios y autoritarios que intentan controlar el pensamiento y la expresión religiosos. Tales regímenes consideran enemigos del Estado a algunos grupos religiosos o a todos debido a sus creencias religiosas o su independencia de la autoridad central. La segunda categoría de abusos se produce cuando hay hostilidad del Estado hacia las religiones minoritarias o no autorizadas. Estos gobiernos aplican políticas cuya finalidad es exigir a los creyentes a retractarse de su fe, obligar a miembros de grupos religiosos a huir del país, o intimidar y acosar a determinados grupos religiosos.

Un tercer tipo de abuso se deriva de la ausencia de medidas gubernamentales contra la discriminación social o maltrato social de los grupos religiosos. En estos países puede haber leyes que desalienten la discriminación y la persecución religiosas, pero los funcionarios no impiden los conflictos, acosos u otros actos lesivos contra grupos religiosos minoritarios.

En una cuarta categoría se encuentran los abusos que suceden cuando los gobiernos han promulgado leyes discriminatorias o políticas que favorecen a la mayoría religiosa y ponen en desventaja a las minorías religiosas. A menudo, esto es resultado de un dominio histórico por parte de la mayoría religiosa y un prejuicio contra las religiones nuevas o minoritarias. En muchos de estos países, los gobiernos han actuado en función de una ideología ampliamente difundida que vincula la identidad nacional con una religión determinada, y han promulgado leyes que favorecen a la religión mayoritaria y discriminan a las religiones minoritarias.

De acuerdo con el Informe Internacional sobre Libertad Religiosa de 2007 las condiciones en las que millones de personas profesan su religión en países como Irak, Egipto, China y Pakistán se deterioraron el último año por acciones de las autoridades y la situación de inseguridad. Destacó el caso de Irak, donde las condiciones se han deteriorado severamente debido a la violencia sectaria, que ha prevalecido pese al fortalecimiento de la presencia militar. John V. Hanford, responsable de la Oficina de Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado, dijo que 'lo que estamos enfrentando ahí es una situación de seguridad que hace difícil que las prácticas religiosas se den de manera normal, particularmente para las minorías, que son vulnerables'.

John V. Hanford consideró que pese al deterioro en algunos países, también hubo mejoras sustanciales en países como Vietnam, India, Turkmenistán, Bangladesh y Arabia Saudita.

Hanford reiteró la preocupación de Washington por la situación en China, en particular por el trato que el gobierno está dando a las minorías religiosas, como la prohibición para que los niños reciban educación en materia de religión. Esas preocupaciones incluyen también las nuevas regulaciones que restringen el derecho de monjes y monjas budistas tibetanos a viajar y la persecución de cristianos no afiliados con denominaciones aprobadas por el gobierno chino', dijo.

El Informe se refirió también a la represión que experimentan algunas minorías en Irán, incluyendo musulmanes sufi y cristianos. También calificó de preocupante la situación en Eritrea tras el arresto de cristianos protestantes, que según estimaciones de organizaciones no gubernamentales, podrían ascender casi a dos mil. Denunció además la infiltración que llevan a cabo las autoridades de Birmania para controlar las actividades de las comunidades religiosas y aquellas de la sociedad civil.

Venezuela es el único país de América Latina donde en el último año se han notado "algunos esfuerzos" del gobierno para limitar la influencia de los grupos religiosos en ciertas áreas geográficas, sociales y políticas, dijo el Departamento de Estado en un informe difundido el viernes. Sin embargo el informe 2007 sobre la libertad de religión en el mundo sostuvo que el gobierno del presidente Hugo Chávez "generalmente ha respetado" el derecho a la religión en el periodo estudiado y atribuyó a "razones políticas" su retórica contra personas o grupos religiosos.

En los demás países latinoamericanos, incluso Cuba, la situación no ha variado con relación al informe previo. Se afirma, sin embargo, que en Cuba como cuestión de rutina continuaban en un "nivel bajo" las condiciones sobre los derechos humanos y "algunos religiosos que criticaron el totalitarismo del gobierno en sus sermones fueron objeto de intensa hostilidad". La práctica religiosa en Cuba sigue estrechamente controlada por el gobierno, cuyas acciones represivas afectan la libertad de religión en la isla.

La secretaria de Estado Condoleezza Rice dijo en la presentación del informe que la defensa de la libertad religiosa responde no sólo a los principios históricos del país, si no también a los esfuerzos para combatir el extremismo religioso. “La libertad de religión es una parte integral de nuestros esfuerzos para combatir la ideología de odio e intolerancia religiosa que alimentan al terrorismo mundial”, dijo Rice.

También le puede interesar: Libertad religiosa: nuevos países con tarjeta roja.

Busque en este sitio

Hazte fan