Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Informes del Departamento de Estado

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Se ha presentado en Washington el Informe sobre libertad religiosa en el mundo que elabora todos los años el Departamento de Estado de Estados Unidos. Al presentar el documento, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, afirmó que la libertad religiosa era "la columna vertebral de nuestra nación". "Estados Unidos rechaza acciones que son ofensivas a tradiciones religiosas particulares (...) Eso solo debilita a las sociedades", aseguró.

También mostró preocupación de intentos de ilegalizar la crítica a cultos bajo el principio conocido como "difamación de religiones" que es patrocinado por países islámicos. "En vez de proteger la práctica religiosa y promover la tolerancia, este concepto busca limitar la libertad de expresión que podría minar los estándares internacionales de libertad religiosa", dijo Rice.

En el informe se denuncia que "para proteger las creencias y tradiciones de la mayoría o de la religión dominante", algunos gobiernos siguen haciendo proselitismo y durante el año pasado tomaron medidas "para restringir los derechos de los individuos".

El largo informe tienen secciones particulares que abordan a cada país por separado y cubre el periodo entre julio de 2007 y julio de 2008.

La situación de China

En China, el informe destaca la amenaza que sufre la población de Uighur, un grupo musulmán que vive principalmente en Xinjiang. La represión contra la libertad religiosa en algunas partes de China se ha intensificado en los últimos doce meses según afirma el informe anual del Departamento de Estado sobre libertad religiosa en el mundo. En él se critican las acciones del gobierno de Pekín en la provincia de Xinjiang y en Tibet.

"El gobierno continuó deteniendo a ciudadanos musulmanes de la etnia Uighhur por poseer libros religiosos no autorizados, apresándolos por actividades religiosas consideradas extremistas y evitando que observen ciertas tradiciones religiosas sagradas", afirma el informe.

También es crítico del manejo del gobierno chino de las protestas tibetanas el pasado mes de marzo, particularmente el uso de "campañas de educación patriótica" con el fin de diluir la disidencia.

Países particularmente preocupantes

Estatua de la Libertad. Nueva York (Estados Unidos)El informe es usado para compilar una lista de "países particularmente preocupantes" que el Departamento de Estado da a conocer a finales de cada año.

El Gobierno estadounidense apuntó hoy a Birmania, China, Irán y Corea del Norte como los países que cometen "las mayores violaciones de la libertad religiosa", junto con Sudán, Eritrea y Uzbekistán, y denunció que en Latinoamérica Venezuela y Cuba practican "acciones restrictivas" en la materia.

Birmania está desde 1999 en la lista negra de Estados Unidos en la materia y tiene varias sanciones comerciales por la violación de los derechos humanos, incluida la prohibición de comprar armas al exterior.

En Corea del Norte "la libertad religiosa no existe y no hay ningún cambio en el respeto extremadamente pobre" a este derecho, hasta el punto de que entre 150.000 y 200.000 personas permanecen en prisión por razones religiosas "en condiciones extremadamente duras, donde son torturados y no reciben alimentos".

En el caso de Arabia Saudí, uno de los países más represivos, el informe señala que ha experimentado mejoras gracias a algunas reformas que está implantando el Gobierno, por ejemplo en educación, que "traerán mejoras adicionales en el futuro".

Por su parte Irán, cuya Constitución recoge la protección a las minorías, "en la práctica todos los que no son musulmanes chiíes son discriminados y las acciones del Gobierno crean un ambiente de miedo para algunas minorías". Estados Unidos, que no tiene relaciones diplomáticas con Irán, pidió a los países que tienen relaciones bilaterales que intercedan ante Teherán para que cumpla con la libertad religiosa, en especial hacia la comunidad judía iraní y a los cinco millones de fieles de la religión bahaí.

En Sudán, el documento diferencia entre el norte, de mayoría musulmana y donde los católicos sufren represión, y el sur, más permisivo. Sin embargo, es un país regido por la ley islámica (sharia) y todos los niños, aunque vayan a una escuela católica, deben estudiar el Islam. "Las restricciones en la libertad religiosa impiden que mejoren las relaciones entre EE.UU. y Sudán", sostiene el informe.

En Uzbekistán "la restrictiva ley religiosa hace difícil o imposible para muchos grupos obtener estatus legal y muchos líderes religiosos son arrestados y encarcelados", dice el reporte, que no obstante destacó que se están haciendo algunas mejoras.

Países en vigilancia

En esta categoría se encuentran, entre otros, Cuba y Venezuela, en los que, aunque sus constituciones reconocen el derecho a practicar cualquier confesión, sus gobiernos llevan a cabo "acciones restrictivas" en la libertad religiosa, según el informe.

El informe denuncia que en Cuba "la policía golpeó y detuvo a 18 personas en una iglesia católica que antes había participado en una protesta política". Además, recoge quejas de algunos presos porque "los funcionarios de prisiones hicieron caso omiso de repetidas peticiones por escrito para visitas religiosas". Por otro lado, todos los grupos religiosos deben registrarse obligatoriamente con el Ministerio de Justicia.

No obstante, advierte de "ciertas mejorías" ya que se "ha permitido a los grupos religiosos apolíticos que se reúnan en sitios aprobados por el Gobierno".

Estados Unidos instó al Gobierno cubano a "promover una rápida y pacífica transición a la democracia y el respeto de los derechos humanos, incluida la libertad religiosa".

En Venezuela los diferentes cultos también están obligados a registrarse para obtener el estatus jurídico de organización religiosa. El informe menciona "algunos esfuerzos realizados por el Gobierno, motivados por razones políticas, para limitar la influencia de grupos religiosos en ámbitos geográficos, sociales y políticos".

En este sentido critica los discursos del presidente venezolano, Hugo Chávez, contra la Iglesia católica y otros comentarios antisemitas "que han creado un efecto (negativo) en la sociedad". Asimismo, recordó la queja de un arzobispo católico sobre la reforma de la Iglesia Católica de Venezuela que, según denuncia, "se ha hecho para crear escisiones".

Busque en este sitio

Hazte fan