Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2007

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tres personas resultaron muertas y dos heridas muy graves (todos misioneros católicos) en un ataque producido el miércoles 18 de abril de 2007 contra la editorial católica Kayra, ubicada en Malatya, ciudad al este de Turquía, según informó la cadena NTV. Los asesinos acuchillaron a las personas que encontraron en el interior de la editorial. Dos de las víctimas murieron en el acto a causa de las lesiones por arma blanca que sufrieron en la garganta, mientras que la tercera persona falleció tras ser trasladada al hospital. Las víctimas mortales podrían aumentar pues dos heridos permanecen muy graves.

Según informó un corresponsal de la cadena en esa localidad, la editorial cuya sede se encuentra en la ciudad de Malatya,a 800 kilómetros al este de Turquía había recibido amenazas en el pasado. Por parte de ultranacionalistas e integristas turcos que la acusaban de hacer proselitismo. Se da la circunstancia de que Malatya es la ciudad donde nació el terrorista Mehmet Alí Agca, que en 1981 trató de asesinar al Papa Juan Pablo II.

La policía de Malatya realizó varias detenciones en el mismo lugar de los hechos y hasta ahora seis personas fueron trasladadas a la Dirección General de Seguridad para ser interrogadas.

La comunidad cristiana ha sido objeto de múltiples ataques violentos en Turquía durante los últimos meses. En febrero de 2006 fue asesinado a tiros el sacerdote italiano Andrea Santoro. La misma suerte corrió hace tres meses el periodista turco de origen armenio Hrant Dink.

Por su parte, la Iglesia protestante de Turquía denuncia una "caza de brujas" contra cristianos. Los representantes de las iglesias protestantes en Turquía han denunciado en rueda de prensa en Malatya que los cristianos están sometidos a una "caza de brujas" en ese país. Ihsan Özbek, representante de la Iglesia de la Salvación, acusó a los medios de comunicación turcos de "crear el ambiente" que causó el crimen "presentando a los cristianos como traidores a la patria, intrigantes y criminales en potencia". "No se tratan sólo de dos o tres noticias, abres los periódicos y lees noticias sobre los misioneros que hacen que las gente nos tema", añadió el abogado Orhan Kemal Çengiz.

"Estamos horrorizados por el crimen pero no resulta una sorpresa", apostilló Özbek, quien reconoció en cambio que los protestantes de Malatya no habían solicitado protección a pesar de recibir amenazas desde 2005. "Nos encontramos frente al mayor peligro en la historia de Turquía: el crecimiento de la intolerancia", se lamentó el pastor protestante. "Debemos aprender a convivir juntos. Las leyes del país garantizan nuestros derechos y el estado debe dar un paso más para hacerlas cumplir", solicitó el presidente de la Iglesia Protestante de Turquía, Bedri Peker.

El presidente de la República, Ahmet Necdet Sezer, condenó hoy con dureza el atentado y ofreció su pésame a las familias de los asesinados. La Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía también presentó sus condolencias y afirmó que el crimen no tiene ninguna justificación desde el punto de vista religioso. "En todas las religiones y en especial en el Islam, matar a una sola persona es como matar a todas", concluyó.

Busque en este sitio

Hazte fan