Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2007

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

De acuerdo con AsiaNews.it, Agencia del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME), el padre Mazin Mattoka Ishoa, de 35 años, y el padre Pius Affas, de 68, fueron secuestrados el sábado 13 de octubre de 2007 cuando se dirigían desde el centro de Mosul a la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en el barrio de al-Faisaliya. El padre Affas es profesor de Biblia en el seminario, y durante mucho tiempo ha dirigido la revista «El Pensamiento Cristiano», editada en árabe. Mientras que el padre Ishoa fue ordenado sacerdote el pasado 1 de septiembre; ingresó en el seminario después de la licenciatura y del servicio militar. El padre Affas, de salud débil, iba a hacerse cargo el próximo viernes, junto con el arzobispo, del Centro para Estudios Bíblicos de Mosul.

El Papa Benedicto XVI pidió el domingo 14 de octubre de 2007 por la liberación de dos sacerdotes católicos secuestrados en la ciudad de Mosul, al norte de Irak. El Pontífice dijo a los peregrinos, en el rezo semanal del Angelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, que dos clérigos de la Iglesia Católica de Siria habían sido secuestrados "y están amenazados de muerte." "Yo pido a los secuestradores que liberen a estos dos sacerdotes pronto y subrayo una vez más que la violencia no puede traer alivio a esta tensa situación," comentó el Papa.

El teniente coronel Mike Donnelly, portavoz del Ejército estadounidense en el norte de Irak, dijo que las fuerzas militares estaban investigando informes de inteligencia local que dicen que los sacerdotes fueron secuestrados por un grupo no identificado y exigen un rescate de 1 millón de dólares. "Es otra táctica bárbara y es un signo de que están desesperados," dijo Donnelly sobre el secuestro.

Según una transmisión de Radio Vaticano del lunes 15 de octubre, el arzobispo siro-católico de Mosul, monseñor Basile Georges Casmoussa, ha desmentido que se haya producido la liberación de los dos sacerdotes, secuestrados el sábado pasado. «Los dos sacerdotes están aún en manos de los secuestradores», confirmó. El prelado también informó de que está a la espera de contactos directos con los delincuentes. La emisora vaticana expresó el domingo igualmente su pesar por «el enésimo atentado contra la Iglesia en Irak que comparte los sufrimientos de su pueblo, pero que ve a los cristianos cada vez más marginados».

En sus micrófonos, el obispo auxiliar de Bagdad de los Sirios, monseñor Jean Benjamin Sleiman, denunció: «La situación de los cristianos en general, católicos y no católicos, sigue siendo siempre muy precaria, pero también peligrosa».

«El cristianismo en esta zona verdaderamente está desapareciendo -subraya monseñor Sleiman-. La gente se marcha: lo que le sucede a uno atemoriza al otro, así que prefieren irse», e «Irak corre peligro de transformarse en una sociedad invisible, porque si esto se hace con el "leño verde" -que son los cristianos, pacíficos-, ¿qué harán con los que no lo son y donde los conflictos son todavía más graves y violentos?».

«Así que la desaparición de los cristianos en Irak quiere decir que la sociedad iraquí ya carece de los recursos para una verdadera coexistencia entre los que son diversos», advierte.

Monseñor Basilios Georges Casmoussa, en declaraciones a Ayuda a la Iglesia Necesitada, ha lanzado un llamamiento a los cristianos de todo el mundo para que refuercen la presión sobre los políticos a escala internacional. El prelado ha pedido abogar por estos pueblos «que han dejado en la estacada en aras de sus intereses políticos y económicos».

La violencia sectaria ha cobrado miles de vidas de iraquíes desde la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó a Saddam Hussein en el 2003. Representantes religiosos de las comunidades musulmanas de la mayoría chiíta en Irak y de la minoría árabe sunita son blancos comunes, pero pequeñas sectas también han sido presa de secuestradores.

Un informe de Naciones Unidas sobre derechos humanos en Irak publicado la semana pasada señaló que la situación de las comunidades menores, incluyendo a los cristianos, se han "deteriorado significativamente" desde mediados de abril en varias partes del país.

Un sacerdote católico caldeo y cinco cristianos fueron secuestrados en junio por hombres armados no identificados en Bagdad, pero fueron liberados dos semanas más tarde. Otro sacerdote católico caldeo fue asesinado en Mosul con tres subdiáconos en junio.

Afortunadamente ambos sacerdotes -Mazin Ishoa y Pius Afas- fueron liberados el sábado 20 de octubre.

Busque en este sitio

Hazte fan