Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2008

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una de las prioridades en el 2008 para la Iglesia Católica de México es pugnar por una mayor libertad religiosa sin modificar el laicismo del Estado, a través de mayores contactos con autoridades. "La Iglesia ha venido impulsando el tema de la libertad religiosa, todavía es un capítulo que amerita ser estudiado, que se reflexione, que llegue a la sociedad", dice Manuel Corral, encargado de la relación con el gobierno de la Conferencia del Episcopado de México (CEM).

Por su parte, el obispo Leopoldo González, secretario general de la CEM, subrayó la necesidad de "unificar criterios" en torno a la definición de libertad religiosa porque, vista desde Europa, donde estuvo ocho años en el pontificio Consejo justicia y paz, "no la hay", sostuvo. En México, el segundo país con más católicos en el mundo, se ha vivido una difícil relación entre el Estado y la Iglesia, y solo en 1992 se reanudaron las relaciones a nivel oficial.

Hasta esa fecha, entre otras prohibiciones, los ministros de Culto no tenían derecho a voto, utilizar sus hábitos religiosos fuera de sus templos, ni hablar sobre los asuntos de interés general, si bien la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público aún les impide participar en actividades de carácter político.

Durante el 2007 la Iglesia católica mexicana fue blanco de numerosas críticas por su campaña contra la aprobación del aborto en la Ciudad de México, presuntos casos de sacerdotes pederastas y un continuo enfrentamiento con los partidos de izquierda, en especial el de la Revolución Democrática (PRD).

Es necesario "describir lo que es un Estado laico; la Iglesia no quiere un Estado confesional, no le ayudaría, ni a las otras confesiones religiosas, lo que nos interesa es un Estado laico porque es el que va a favorecer los derechos fundamentales, y uno es la libertad religiosa", añadió Monseñor González.

La estrategia, explicó el sacerdote Manuel Corral, es multiplicar los contactos con la secretaría de Gobernación, encargada de supervisar las actividades de las organizaciones religiosas, con los líderes de los partidos políticos, legisladores y hasta empresarios. "La agenda para el 2008 será un acercamiento con Gobernación ... seguiremos en este encuentro con los diferentes actores de la política para llevar a cabo y colaborar en todo aquello que contribuya a que México avance en el terreno democrático y de las instituciones", comentó.

Busque en este sitio

Hazte fan