Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2008

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Símbolos de Estados UnidosEl presidente de Estados Unidos, George Bush, proclamó la necesidad de libertad de expresión y religiosa en Pekín en el mismo día en que la capital china inaugura los Juegos Olímpicos. En un discurso pronunciado en la inauguración de la nueva Embajada de EEUU en Pekín, el mandatario norteamericano señaló que Pekín y Washington han de seguir dialogando, y que "todo el mundo debe tener libertad de decir lo que piensa y rezar lo que elija".

"Las sociedades en las que se permite la libertad de expresión de ideas tienden a ser las más prósperas y pacíficas", añadió Bush, en clara alusión al Gobierno chino, criticado por grupos pro derechos humanos debido a la persecución a disidentes y el férreo control estatal de las religiones.

Bush se mostró en su discurso, no obstante, menos crítico que el miércoles anterior en Bangkok (Thailandia), donde manifestó su "profunda preocupación" por la situación de los derechos humanos en China. En su lugar, el presidente estadounidense señaló hoy en su primera actividad oficial en Pekín que China y EEUU "han construido una fuerte relación", y elogió al país asiático por "haber abierto su economía y liberado el espíritu emprendedor de su pueblo".

"América continuará apoyando a China en su camino hacia una economía libre", destacó en su discurso, en el que recordó la cooperación de Washington y Pekín en asuntos como la desnuclearización de Corea del Norte o la investigación sanitaria.

El mandatario destacó en su discurso en la embajada que su asistencia -criticada por algunos grupos pro derechos humanos- "es un honor, y que estaba deseando poder ver a los atletas.

En la inauguración de la Embajada en Pekín también estuvieron presentes el ex secretario de Estado Henry Kissinger, decisivo en el restablecimiento de relaciones entre China y EEUU en los años 70, y el ex presidente George H.W. Bush, padre del actual mandatario estadounidense.

Bush padre, que en los años 70 fue representante de EEUU en Pekín antes de la apertura de embajadas, recordó con nostalgia los cambios que la ciudad china ha experimentado desde aquella época.

Busque en este sitio

Hazte fan