Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2008

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Santón hindúAl menos dos personas murieron el lunes 25 de agosto y un sacerdote permanece en estado crítico después de que un grupo de integristas hindúes prendiera fuego a un orfanato y a varias decenas de viviendas e iglesias en el estado indio oriental de Orissa, según informaciones de la agencia Efe y el diario Times of India. En esta zona se produjeron otros episodios de violencia similares por parte del mismo grupo el pasado mes de diciembre que se saldaron con tres cristianos muertos y 13 iglesias destruidas.

Según una fuente oficial, citada por la agencia PTI, una mujer perdió la vida a causa del incendio provocado por los atacantes en un orfanato dirigido por una organización cristiana en la población de Bargarh. Se trata de una misionera laica que se encontraba en el interior del edificio. Los veinte niños que estaban en el edificio lograron escapar, pero un sacerdote que se encontraba en el lugar resultó gravemente herido. Otra religiosa del Centro Social de Bubaneshwar, sor Meena, fue violada por grupos de extremistas hindúes antes de dar fuego a todo el edificio, según ha informado la agencia Asianews.

Otra persona falleció debido a las quemaduras que sufrió cuando su casa fue incendiada en el municipio de Rupa, en el distrito de Kandhamal. Además, una fuente policial informó de que al menos doce iglesias ardieron en las poblaciones de Khurda, Bargarh, Sundergarh, Sambalpur, Koraput, Boudh, Mayurbhanj, Jagatsinghpur y Kandhamal así como en Bhubaneshwar, la capital del estado. También fueron incendiadas 40 casas en Phulbani. Iglesias, centros sociales, centros pastorales, conventos y orfanatorios fueron asaltados el domingo, lunes y martes en diversas zonas al grito de "matad a los cristianos y destruid sus instituciones".

Ni siquiera las Misioneras de la Caridad, las monjas fundadas por la Madre Teresa de Calcuta, se han librado de la violencia. Varias de ellas fueron atacadas a pedradas. Un hospital para ancianos, dirigido por los Misioneros de la Caridad ha sido destruido por segunda vez.

Los actos de violencia tuvieron lugar durante una jornada de protesta convocada por un grupo hindú por la muerte de Laxamananda Saraswati, líder local del grupo Vishwa Hindu Parishad (VHP, Organización del Mundo Hindú), quien falleció tiroteado el pasado sábado junto a otras cuatro personas en Kandhamal. La violencia continuó al día siguiente, elevando las víctimas a un total de cinco.

Las autoridades han tardado en reaccionar. El lunes el secretario de Interior del Ejecutivo de Orissa, Tarunkanti Mishra, aseguró que las movilizaciones del lunes fueron en "términos generales pacíficas". Sin embargo el miércoles se decretó el toque de queda en algunas zonas en un intento de frrenar la violencia

La Santa Sede ha emitido un comunicado a través de su portavoz pidiendo el cese de la violencia contra los cristianos.

Noticia relacionada: La India: cristianos obligados a convertirse y a atacar las iglesias.
Artículo relacionado: La ofensiva anticristiana en la India.

Busque en este sitio

Hazte fan