Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Objeción de conciencia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los intentos de limitar la religión a la esfera meramente privada es un motivo importante de conflicto en muchos países. Una de las áreas que implica a cristianos y a instituciones de inspiración cristiana es la sanidad.

Hace dos semanas, el Tribunal Supremo de California daba acogida a una vista sobre discriminación de una lesbiana a la que se le negó la inseminación artificial. Associated Press publicaba un informe sobre el caso el 26 de mayo. Una clínica privada, el North Coast Women's Care Medical Group, negó el tratamiento a Guadalupe Benítez.

Estatua de la Libertad. Nueva York (Espados Unidos)Los médicos de la clínica rechazaron dar tratamiento a Benítez basándose en sus creencias religiosas. Requerirles que actúen violando sus creencias "es una resolución discriminatoria, y discrimina a los cristianos", afirmaba Peter Ferrara, consejero general para la Unión Americana de Derechos Civiles. Ferrara presentó un breve de apoyo a los médicos.

Según el reportaje de AP, Benítez había logrado una victoria en su proceso cuando un juez del condado de San Diego le dio la razón. Después, sin embargo, un tribunal de apelación tumbó la sentencia afirmando que el tribunal de condado debía haber tenido en consideración si el punto de vista religioso de los médicos era una defensa viable.

Un gran número de organizaciones de derechos, asociaciones profesionales y religiosas han presentado alegaciones en el caso debido al precedente legal que se podría establecer.

Durante la audiencia ante el Tribunal Supremo de California, la abogada de Benítez, Jennifer Pizer, sostuvo que los médicos no tienen libertad para discriminar a los pacientes, informaba el 28 de mayo AP.

En su réplica, Kenneth Pedroza, abogado de los médicos, explicaba que sus clientes habían dirigido a Benítez a otro médico y también le habían ofrecido cubrir cualquier coste extra. El tribunal tiene 90 días para dictar sentencia sobre el caso.

También en Michigan se está desarrollando un debate sobre la propuesta de legislación que obligaría a las empresas, que proporcionan planes de prescripción de medicamentos, a dar cobertura para anticonceptivos. Las leyes en proyecto fueron el tema de una audiencia en el senado de Estado, en la que la Conferencia Católica de Michigan exigió a los legisladores que respetaran la libertad de religión, explicaba una nota de prensa de la conferencia el 14 de mayo.

Coacción

"La conferencia no tiene interés alguno en imponer las enseñanzas de la Iglesia católica a la sociedad laica, y, con el mismo respeto, el estado no tiene derecho, a la luz de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, a imponer leyes sobre las enseñanzas y prácticas de la Iglesia católica y sus instituciones", afirmaba Paul Long, vicepresidente de política pública de la Conferencia Católica de Michigan.

En su testimonio ante el comité del senado de Michigan, Long sostuvo que si se aprueba, la ley podría imponer a las instituciones religiosas católicas la obligación de proporcionar la cobertura del seguro anticonceptivo. Esto, afirmaba, sería coaccionar a los ministerios esenciales de la Iglesia católica a actuar en contradicción con sus enseñanzas religiosas.

"Si se aprueba la legislación, es difícil imaginar qué limitará la capacidad del estado para exigir a las instituciones religiosas que violen los principales principios de sus creencias religiosas", afirmaba Long.

Otro debate de conciencia que ha causado numerosas batallas legales es la objeción planteada por los farmacéuticos de vender las píldoras anticonceptivas así llamadas del día después, en ocasiones también denominadas píldoras anticonceptivas de emergencia.

Respaldo a la negativa

Recientemente, los farmacéuticos del estado de Washington lograron una victoria, informaba el 1 de mayo Reuters. Un juez de un tribunal federal de apelación de Seatle mantuvo una cláusula que permitía a los farmacéuticos negarse a vender píldoras del día después.

Bajo la presión del gobernador demócrata, Chris Gregoire, el organismo regulador dictaminó en 2007 que los farmacéuticos no podían negarse a atender prescripciones debido a objeciones personales.

En su sentencia, el juez Ronald Leighton, del noveno circuito de apelación de Estados Unidos, dictaminó que el estado había forzado a los farmacéuticos a una elección anticonstitucional entre sus creencias religiosas y su trabajo, respaldando así la suspensión de la ley decretada previamente.

La decisión, no obstante, sólo tiene que ver con una suspensión temporal de la ley, mientras, en los próximos días, tiene lugar una audiencia más amplia sobre el fondo del caso.

En Wisconsin, el farmacéutico Neil Noesen no ha sido tan afortunado. En un artículo del 28 de abril, el Milwaukee Journal Sentinel contaba cómo Noesen, católico, decidió que su conciencia no le permitía vender píldoras del día después. En julio de 2002, se negó a vender las píldoras a una clienta, Amanda Thiede.

Noesen fue castigado por el organismo regulador del estado por su negativa y ha perdido varias batallas sobre el tema en tribunales menores. Se le exigió que informara a sus jefes de sus creencias y también que asistiera a un curso de ética. Además, tuvo que pagar 21.000 dólares por el coste del proceso legal y los procedimientos disciplinarios.

Ahora se ha dirigido al Tribunal Supremo de Wisconsin para que cambie las anteriores sentencias basándose en que el castigo viola su derecho, protegido por la constitución, de expresar sus creencias religiosas. Según el reportaje del periódico, no queda claro si el alto tribunal acogerá la petición de revisión de Noesen.

Sin objeciones

Nueva Jersey también obliga a los farmacéuticos a vender las píldoras del día después y no permite objeciones basándose en la religión. El año pasado, el gobernador John Corzine firmó una ley exigiendo a las farmacias que rellenen las recetas de cualquier medicamento que vendan, informaba el 5 de noviembre AP.

De esta forma, Nueva Jersey se convierte en el 12º estado norteamericano en obligar a las farmacias a vender medicamentos o a dirigir a los clientes a otro lugar, afirmaba AP. Cuatro estados -Arkansas, Georgia, Mississippi y Dakota del Sur- permiten a los farmacéuticos negarse a dispensar una receta.

La controversia sobre las píldoras del día después también existe en otros países. En la ciudad italiana de Pisa, se inició una investigación después de que dos mujeres se quejaran de que médicos les habían negado anticonceptivos, informó el 2 de abril la agencia de noticias ANSA.

Según ANSA, Enrico Rossi, consejero de sanidad para la región de la Toscana, declaró que el acceso a la píldora del día después era un derecho de la mujer y que los médicos están obligados a asegurarse de que se respeta.

Uno de los médicos implicados en la negativa, Marco Bardelli, fue entrevistado el 4 de abril por el periódico católico italiano Avvenire. Bardelli explicó que estaba preocupado por los posibles efectos secundarios de la píldora del día después. Sugirió que, en lugar de ir a la clínica hospitalaria, las mujeres deberían ir a su médico de cabecera, que está más familiarizado con su historial médico.

Un impulso de humanidad

Benedicto XVI tocó el tema de la conciencia en el área de los cuidados sanitarios al hablar el 29 de octubre a los participantes en el 25 Congreso Internacional de Farmacéuticos Católicos, que tuvo lugar en Roma.

El Papa les recomendaba el principio de objeción de conciencia, "que es un derecho que debe reconocerse a vuestra profesión, permitiéndoos no colaborar, directa o indirectamente, en la suministración de productos que tengan como finalidad opciones claramente inmorales, como por ejemplo el aborto y la eutanasia".

"El farmacéutico debe invitar a cada uno a un impulso de humanidad, para que todo ser humano sea protegido desde su concepción hasta su muerte natural, y para que los medicamentos cumplan verdaderamente su función terapéutica", añadía el Pontífice.

Benedicto XVI también dijo que es importante que todo profesional católico de la salud profundice en su formación en temas bioéticos. Mientras las leyes y las sentencias judiciales amenazan con negar a los creyentes el derecho a seguir su conciencia, la invitación del Papa a una comprensión más profunda de la bioética resulta válida también para los legisladores y jueces.

Busque en este sitio

Hazte fan