Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad religiosa en la web - Libertad religiosa en los Estados musulmanes

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

«Hay un gran vacío en el alma de los cristianos de Irak». Las persecuciones, las matanzas y los secuestros que sufren a diario están convirtiendo a esta minoría católica en verdaderos mártires. Con estas palabras describían los arzobispos de la Iglesia Católica Siriaca de Bagdad y Mosul, monseñor Shaba Matoka, y monseñor Basile Georges Casmoussa, respectivamente, la flagrante violación del derecho a la libertad religiosa que sufren sus comunidades en este país de mayoría musulmana.

Entrecortados por la emoción, estos pastores de una de las iglesias más perseguidas del mundo comentaron cómo muchos fieles viven paralizados por el miedo. «Algunos han tenido que cerrar sus tiendas porque vendían alcohol y eso no es muy bien visto entre los musulmanes y los jóvenes ya no van a la universidad después del atentado que sufrió el convoy de autobuses que los trasladaba», explicaba monseñor Basile, durante su paso estos días por Madrid, después de una visita al Parlamento Europeo, en la que ambos prelados pidieron a la Unión Europea la creación de «un comité internacional para que se investigue quiénes son los autores del terrorismo islámico y se garantice la seguridad de los cristianos».

 

Miedo de ir a la Iglesia

Ceremonia religiosa en una iglesia en IraqDesde el inicio de la invasión de Irak que encabezó Estados Unidos, en marzo de 2003, entre un tercio y la mitad de los 900.000 cristianos que vivían en este país han decidido emigrar, mientras que más de 9.000 han muerto, entre ellos ocho sacerdotes. Además otros 13 permanecen secuestrados y 52 iglesias han sido bombardeadas. El último blanco de los terroristas ha sido la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Bagdad, durante la misa dominical del pasado 31 de octubre en la que murieron 61 personas, entre ellos, tres sacerdotes.

La violencia no sólo hace peligrar la permanencia de los cristianos en este territorio, sino que además los pocos que quedan pueden llegar a perder la vida por asistir a las ceremonias litúrgicas. «Tras la invasión americana tienen miedo de venir a la iglesia por los secuestros y los atentados, aunque tras el primer bombardeo, una joven llegó a decirme: “qué mejor lugar para morir que la Iglesia”. Como pastores nos da mucho aliento que los cristianos sigan allí, que no todos quieran marcharse», decía monseñor Shaba Matoka.

Para ambos prelados, que visitaron Madrid para participar en el acto «Cristianos Perseguidos: La realidad de Irak», organizado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Ayuda a la Iglesia Necesitada y el Grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo, la cuestión de la seguridad es fundamental. En su llamamiento a la Unión Europea insistieron en la necesidad de que ésta «facilite todos los instrumentos necesarios para localizar a los terroristas y se ejerza la suficiente presión sobre el Gobierno iraquí para que se tome en serio la protección de las víctimas, sobre todo de los católicos, que es la comunidad más vulnerable».

Debilidad del Gobierno

El arzobispo de Mosul, quien ha sufrido en sus propias carnes el horror de la violencia —fue el primer clérigo en ser secuestrado, en 2005, y su catedral también una de las primeras en ser bombardeada— explicó que a «la pasividad y debilidad del Gobierno», se suma «el extremismo islamista que quiere imponer su visión religiosa y un estado islamista puro y duro». «Vivimos en medio de un peligro real —aseveró monseñor Basile—. Si esto continúa así, Irak se va a quedar vacía de cristianos. Por eso lanzamos un S.O.S. a Europa para que nos ayude».

Siete de cada diez personas no pueden vivir su fe totalmente en libertad. Así lo denuncia el último Informe sobre Libertad Religiosa en el mundo que la asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) di a conocer este mes de diciembre. Además, la religión más perseguida es el cristianismo, con al menos 200 millones de personas discriminadas. Los países donde se experimenta una mayor hostilidad hacia la práctica de la religión son aquellos en los que crece con mayor virulencia el extremismo religioso, especialmente el islámico. Con el objetivo de llamar la atención sobre esta preocupante situación, más de 16.000 personalidades de distintos sectores de nuestra sociedad han decidido secundar la declaración, «Por la Libertad Religiosa en el mundo», promovida por el grupo impulsor de la «Carta de Bienvenida de la sociedad civil española a Benedicto XVI». Los interesados pueden apoyar est iniciativa en http://bb16.org/firma-tu-tambien.

Fuente: Diario Abc, Madrid 19 de diciembre de 2010

Búsquedas

Hazte fan