Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Libertad Religiosa - Noticias de 2007

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

«El Gobierno paquistaní debería proteger a los cristianos», exige el arzobispo Lawrence Saldanha de Lahore, presidente de la Conferencia Episcopal Paquistaní, en una entrevista con la asociación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) realizada el 21 de mayo de 2007. «Los cristianos somos ciudadanos como todos los demás y queremos tener los mismos derechos. Y los países del extranjero también deberían hacer un esfuerzo y hablar a favor de nuestra seguridad», añade.

Según el arzobispo, en Pakistán los cristianos se sienten más inseguros que nunca. «Nos angustia que se amenace a los cristianos para obligarlos a convertirse al Islam. Esto nunca había ocurrido antes», señala. El arzobispo Lawrence Saldanha está presenciando la creciente radicalización de los creyentes musulmanes. «Quieren introducir una forma más estricta del Islam y, ante todo, la sharía. No quieren que las mujeres abandonen la casa para ir a trabajar o a la escuela, y quieren que lleven velo».

Hace poco, unos fanáticos musulmanes asaltaron tiendas en la capital de Islamabad por considerar que estaban vendiendo cintas de vídeo contrarias al Islam. El 5 de mayo unas 50 familias cristianas católicas y protestantes recibieron en el noroeste de la ciudad cartas anónimas con amenazas en las que se les instaba a convertirse al Islam en un plazo de 10 días si no querían sufrir consecuencias violentas. De momento, estas amenazas no se han cumplido, pero la gente está atemorizada.

Las comunidades cristianas de todo el país han manifestado su solidaridad con estas familias amenazadas.

Pero también en otras regiones paquistaníes, los cristianos son víctimas de ataques. Hace algunos días y según ha informado una portavoz de las Hijas de San Pablo, religiosas católicas, algunas de ellas quedaron atrapadas en una manifestación en Karachi y fueron atacadas físicamente. Las religiosas lograron ponerse en seguridad, pero sus coches quedaron destrozados por las pedradas de los manifestantes.

Según el arzobispo Saldanha, la situación se torna cada vez más peligrosa para los cristianos: «Todo el país está en crisis».

Marie-Ange Siebrecht, responsable de la Sección que se ocupa de Pakistán en AIN, afirma: «Debemos ayudar a estos cristianos perseguidos, que a menudo son para nosotros un ejemplo de fe». En un viaje a ese país, revela Siebrecht, «le pregunté a un cristiano necesitado cuánto tiempo creía que podría seguir soportando esta situación, y su respuesta fue: “Cuando miro a Cristo en la cruz, todos mis sufrimientos me parecen insignificantes”».

En Pakistán, país de casi 165 millones de habitantes, en un 97% musulmanes, viven unos 1,5 millones de cristianos de los cuales cerca de 1,1 millones son católicos.

Busque en este sitio

Hazte fan